9 ago. 2017

Si, acepto [un post muy personal]



























Aceptar, aceptarnos, aceptación.
Todos buscamos en algún punto la aceptación del otro; lograrlo implica necesariamente aceptarnos a nosotros mismos para luego ser aceptados por otros.
El camino de la aceptación no es fácil, sobre todo cuando te tocan transitar momentos y situaciones en los que nos sabes qué hacer; pero eso no significa que sea imposible.
Y es ese camino de la aceptación el que te hace enfrentar con tus miedos, llorar de angustia, enojarte con el mundo, para poder crecer, vencer los miedos, reir de felicidad y amigarte con el planeta.
El camino de la aceptación es un camino largo, intenso, de mucha reflexión, repleto de preguntas sin respuestas. Hace tiempo venimos transitando esta travesía  y trabajando internamente para sentir que es el momento de hablar con el corazón, de mirar a los ojos y compartir una parte de nosotros.



A Isabella le detectaron Síndrome de Williams a los dos años y diez meses; antes de saber que "algo tenía" recorrimos varios pediatras, centros de estimulación temprana, una vecina que sabía de curar la culebrilla y hasta nos hicimos una excursión a la loma del traste con mi amiga y mi bebita de año y medio a visitar a una chamana para que nos dijera qué pasaba (hoy nos acordamos de esa situación y nos reimos juntas, son de esas cosas que haces sin pensar y que las volvería a hacer; amo a mi amiga por acompañarme en esa aventura y siempre).
Por esas cosas del destino el pediatra de ese momento nos recomendó que consultáramos con una endocrinóloga y como él estaba de viaje, también aprovechamos y pedimos un turno con otra pediatra y una neuróloga; para tener otra visión y así dejar conforme al resto de la familia; "total...una,dos más, quizás nos dicen algo distinto" pensamos con marido y allá fuimos. Conocer a estas tres mujeres y excelentes profesionales, fue lo mejor que nos pudo pasar. 

En nuestras recorridas por las calles de Buenos Aires también visitamos el hospital de niños, hospital italiano, laboratorios de análisis clínicos y centros de genética; todo esto en el transcurso de medio año. En el medio cambiamos nuevamente de centro de estimulación, comenzamos con la t4 y tuvimos un diagnóstico. Pero "y ahora qué se hace???", me acuerdo que con diagnóstico en mano salimos a la calle, nos sentamos en el escalón de una casa y nos abrazamos, sin decir nada. Volvimos juntos en el auto bastante callados, sólo nos resonaban las palabras de la genetista "no va a poder hacer una carrera universitaria, pero sí viajar en colectivo"; cómo sabía ella el destino de nuestra hija??? habría estudiado predicciones o simplemente había hecho un copy paste de algún texto que había leído???; querrá Isabella estudiar en la universidad o su sueño será ser cantante y viajar en auto??? ...
Esa noche me fui al concierto de Sabina con mi hermana,su amiga y mi amiga del alma (la de la excursión); canté, bailé, salté, lloré, me reí, hice la mejor catarsis que pudiera existir; volví a casa y ellos dos ya dormían, me sonrié y los abracé fuerte. Así comenzaba nuestro camino de la aceptación.


Hoy, que ya hace diez años de ese momento, te podemos firmar que tener una hija con necesidades especiales es lo mejor que nos pudo pasar; ella nos enseñó a crecer, a vencer miedos, a superarnos, a ver la vida con una sensibilidad absoluta, a entender que no todo es siempre como uno espera, que hay momentos que nos hacen entender el porque de ciertos momento, que los tiempos son distintos pero que todos llegamos al mismo lugar,  que algunas cosas cuestan el doble, que hay que esforzarse más que el resto, que los logros, por pequeños que sean, se festejan el doble porque el esfuerzo es mucho, que la mirada del otro importa mientras tengas claro quien sos; que la palabra alivia, que la verdad alivia y nos hace sentir más livianos, que trabajar desde el potencial nos potencia mucho más, que todos tenemos capacidades diferentes y hasta en algunos puntos discapacidades, que la seguridad y confianza está en nosotros mismos, que visibilizar las diferencias nos enriquece, que ella es amor puro!!!

Fue así, que de mi experiencia como mamá recorriendo diferentes centros de atención temprana, consultorios y distintos espacios de trabajo, sumado a mi mirada y amor profesional, nace la necesidad de procesar todo junto y surge esta combinación exquisita llamada:
 "Espacios con necesidades especiales"

El Proyecto se trata de Diseño y decoración de espacios para niños con necesidades especiales
























El Proyecto se diseña teniendo en cuenta las necesidades de cada niño/a; el objetivo es ayudar a potenciar sus virtudes y capacidades en un espacio seguro, cálido, simple, divertido y contenedor.
Se trabaja junto con la familia y los profesionales que acompañan el desarrollo y crecimiento del niño. conocer al niño/a, su familia y su historia, saber cuáles son las ideas y necesidades con relación al espacio a diseñar; cuáles son los gustos del niño/a, qué les gustaría llevar a cabo para plasmar en el espacio.
El Proyecto ayuda a organizar el espacio aprovechando al máximo los m2, creando un ambiente funcional, seguro y alegre para que el niño/a pueda desarrollarse en plenitud.
El espacio se diseña especialmente con colores, distintas texturas y materiales, temperaturas, sonidos, iluminación, pisos de goma y revestimientos de pared, espacios de guardado, objetos para generar diferentes niveles, pelotas de varios tamaños, mobiliario a medida de bordes redondeados, juegos, espejos, barras de pared, hamacas, etc.

La idea es
satisfacer las necesidades de cada familia, ayudando a crear ambientes funcionales dentro de un marco de confianza, seguridad y profesionalismo.
que familias e instituciones conozcan este servicio para fomentar el diseño de espacios para niños con necesidades especiales.
que se haga visible que las diferencias enriquecen y se puede aprender mucho con un espacio diseñado especialmente a medida


Seguiría escribiendo, hay mucho más para contar, pero no quiero aburrir.

Esto sí, agradecer de corazón a la familia y amigos que están siempre, desde el minuto cero, acompañando y compartiendo cada momento de nuevas vidas, a ellos gracias!!!


Y no te olvides, si necesitás ayuda, asesoramiento, una mano o simplemente tenés ganas escribime a roxiameduri@hotmail.com que seguro encontramos la mejor solución para transformar espacios en  #tucasafeliz!!!


Besos y feliz miércoles!!!

"Cuando aceptes tus defectos nadie podrá utilizarlos para hacerte daño"


7 comentarios

  1. Qué lindo post Roxi, admiro ese amor incondicional y como cuentas la experiencia desde el agradecimiento.

    Tu nuevo proyecto es precioso y estoy segura que cambiará la vida de muchas personas.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Flac! El amor incondicional es inherente de toda madre con sus hijos...besos!

      Eliminar
  2. Hermoso lo que escribiste, y es verdad que los obstáculos de la vida son los que nos hacen más fuertes. En algún momento las dudas y las debilidades, deben convertirse en valentía para enfrentar las situaciones y salir adelante.
    Imagino los miles de pensamientos que deben haber cruzado por sus mentes en aquellos días, pero han logrado salir adelante todos juntos y el aprendizaje ha sido inmenso. Una etapa muy difícil que Isabella retribuye cada día con amor y esa sonrisa hermosa que tiene siempre en su rostro. Ella es feliz y eso es lo único que importa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las etapas son algunas más difíciles que otras, acompañar y dialogar es la clave!! Gracias Carina!

      Eliminar
  3. Emociona leerte! aplausos a vos primero y a tu peque y familia/amigos! Abrazo enorme y muchos éxitos en este emprendimiento tan sentido!!!! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gise gracias!!! la idea es comenzar a visibilizar y que mejor que comenzar desde uno...besos!!!

      Eliminar
  4. Roxiiiii, que lindo post!!! ya hemos hablado de esto en persona... pero me encantó leerlo..... parece tan facil no??? y seguro no lo es.... asi que te felicito por verlo de ese modo (siempre tenemos dos formas de verlo....) y por seguir colaborando con las necesidades de otros!!! un beso gigante!

    ResponderEliminar

© Roxi Ameduri Marchettini
Maira Gall